Hipocondríaco

Hay muchos aspectos que identifican a una persona que tiende a alarmarse por todo lo relacionado a la salud, sobre todo por su temor a enfermarse. A este tipo de individuo se le denomina hipocondríaco.

Definición de Hipocondríaco

El término está asociado a una condición en la cual el paciente presenta una preocupación excesiva de padecer alguna enfermedad grave. El origen de la palabra hace referencia a la región del hipocondrio, situada bajo las costillas y la apófisis del esternón.

Hipocondriaco

Es de resaltar que la característica esencial de la persona hipocondriaca es la del miedo o la convicción de tener una enfermedad grave, a partir de alguna sensación corporal u otro signo que aparezca en el cuerpo.

Por ejemplo, esto se puede presentar con lunares, pequeñas heridas, tos, movimientos involuntarios o sensaciones físicas no muy claras. No obstante, aunque el médico le asegure a la persona que no tiene nada, el hipocondríaco se queda tranquilo por momentos, pero al rato vuelve a preocuparse.

Características del Hipocondríaco

De acuerdo al estudio de expertos en el tema, el problema de este tipo de personas puede estar asociado a un problema orgánico, aunque no necesariamente y ni siquiera con frecuencia.

El hipocondriaco puede tener un perfil que lo identifica, como aquello que lo asocia al miedo desmedido a la muerte, al dolor, sufrimiento, la debilidad o dependencia de otros.

De igual modo, si esta persona percibe algún indicio de miedo al dolor, y si aparece la más mínima señal, se “disparan” las alarmas y comienzan a aparecer síntomas de angustia y ansiedad que hacen que el dolor se incremente, ya que sus dolencias se hacen peores e insoportables.

Estas personas suelen pasar por períodos de gran angustia debido a que se sienten incomprendidos al no sentirse que tienen la capacidad de detectar su enfermedad, lo que las lleva a deprimirse porque creen que lo que les pasa no tiene solución.

El hipocondríaco sufre mucho, se cree enfermo y tiene sensaciones que siente que se lo indican, pero en contraparte lo que recibe son palabras que le dicen que no tiene nada y que “todo es psicológico”, es decir que en realidad se le está diciendo que todo es cuento.

Asimismo, los procesos psicológicos tienen una realidad total en el cuerpo y el dolor, la angustia y las enfermedades psicosomáticas son reales, a pesar de que los procesos que las desencadenan sean psicológicos y no estén asociados a una enfermedad física.

Aunque algunos hipocondriacos evitar ir a una consulta de un profesional de la medicina por miedo a que les descubra alguna enfermedad, muchos prefieren quedarse con la duda, que les genera angustia y ansiedad.

Contrariamente los que van con frecuencia al médico lo hacen repetitivamente porque tienen la experiencia de que cuando el médico les dice que no tienen nada se quedan tranquilos, aunque lastimosamente eso les dura poco.

Una vez descartado que no tiene enfermedad física alguna, si el paciente persiste con angustia, preocupación, además de dudas sobre su estado de salud, es conveniente considerar la posibilidad de un trastorno psicológico.